Un eclipse detallado Eduardo Moragrega Vidrio

Un eclipse es un juego de luces y sombras, trayectoria que se antepone a diferentes planos y que conviven en un mismo tiempo para dar miles de refracciones por las superficies que dejan de recibir diferentes halos de luz. Hoy permanecemos atónitos ante cuatro imágenes de un fotógrafo de los detalles. Un personaje que escapó de su lugar y se encuentra en los horizontes de esas luces que hoy mostramos.

Por: Alvaro López #MundosDigitalesICONO.- Casi 100 años pasaron sin que un eclipse solar total no cruce Estados Unidos de costa a costa. Por eso, millones de personas vivieron la extraordinaria experiencia de presenciar un fenómeno astronómico de estas características. Además, el eclipse solar en su totalidad sólo se vio en EE.UU. Han pasado 163 años desde que una tarde de mayo, los hermanos William y Frederick Langenheim, tomaron las primeras fotografías de un eclipse total de sol en Estados Unidos. El eclipse fue visible desde el estado de Oregón en el noroeste de EE.UU. hasta Maine, en el noreste. En el hemisferio norte, la Luna siempre sombrea el Sol de derecha a izquierda durante un eclipse solar.

Sin embargo, el resto de América también pudieron observar en parte el fenómeno, aunque no un eclipse total sino parcial. En los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua y Coahuila, en el norte del país, es donde se pudo apreciar mejor (hasta un 60% de la totalidad), según explica el Instituto de Astronomía de la UNAM. En Ciudad de México, se observó hasta un 25%, mientras que en el sur del país, hasta un 20%.
Hora: para la franja que incluye a Ciudad de México, el eclipse parcial comenzó a las 12:02 pm, su máximo estuvo a las 13:19 pm y finalizó a las 14:38 pm.

¿Cómo interpretaban las civilizaciones milenarias los eclipses totales de sol como el del 21 de agosto?

Es uno de los espectáculos naturales más impresionantes y bellos. Pero hasta hace no tanto tiempo, era recibido con profundo temor y desataba las reacciones más inesperadas. Multitud de personas, hay quien habla de cinco millones, se desplazaron para ver en primera fila el eclipse total de sol del lunes 21 de agosto. Es el primero que cruza Norteamérica en el siglo XXI y el primero que se verá en Estados Unidos continental en casi cuatro décadas. Este entusiasmo contrasta con el efecto que los eclipses totales de sol tenían sobre nuestros ancestros. Las civilizaciones milenarias -asiáticas, americanas o europeas- sentían un intenso terror hacia este fenómeno.

Un mal presagio.- La palabra eclipse deriva de una antigua expresión griega que significa “abandono”. La desaparición momentánea de la luz: era como si el Sol estuviera abandonando la Tierra, un evento dramático, un mal presagio que anunciaba sucesos negativos. Esta sensación era compartida por muchas culturas aunque la interpretación de cada una era diferente.

“Todo el mundo tenía miedo, estaba aterrorizado porque un eclipse en el cielo era la peor profecía”, le cuenta a BBC Mundo Bradley Schaefer, profesor de Astronomía y Astrofísica en la Universidad Estatal de Luisiana, EE.UU. “Cada cultura, en todas partes y todos los continentes hasta inicios del siglo XX, se sentía así”.

Bienvenidos a nuestro mundo fotográfico hoy con#FotógrafosMexicanos #EduardoMoragrega.-#MexicanosdeExito en EEEUU http://AltaCorporativo.com/